Noticias

« Volver

cosas que nos hacen dudar de un alquier

existen muchas cosas que nos pueden hacer dudar si estamos ante un arrendamiento serio o no. Os mostramos algunas formas de averiguarlo

cosas que nos hacen dudar de un alquier
  • cosas que nos hacen dudar de un alquier

13/11/2014

En nuestro mundo laboral es muy habitual encontrar verdaderas gangas (económicas), y siempre aconsejamos que hay veces que es mejor dejar pasar una oportunidad que atarte a un piso que va a ser una pesadilla.

Estas son algunos de avisos que tendríamos que tener en cuenta cuando vayamos a ver un piso para alquilarlo:
1. Mal mantenimiento.
Es el aviso más claro: paredes descascaradas, cocina llena de grasa, muebles y electrodomésticos rotos… Si el propietario muestra así un piso, no es buena señal ya que tiene pinta de que cualquier reclamación de mantenimiento irá muy lenta.
2. Proyectos eternos.
Aunque es raro, algunos propietarios acostumbran a reformar su piso para ser más apetecible para el próximo inquilino. Esa es una muy buena señal. Pero no tanto las obras eternas, que al entrar aún están a medio acabar, con la promesa de que finalizarán en breve: asegúrate de que tienes algo por escrito que garantice la fecha todo el trabajo estará terminado. 
3. Arrendador demasiado confiado.
Algunos inquilinos se nos quejan de que quizás somos desconfiados al pedir nóminas, contrato, etc., para formalizar el contrato. Pero es imprescindible tener una tranquilidad respecto a quién le vas a dar las llaves de un piso.
Debemos tener cuidado con los propietarios que parecen demasiado ansiosos por prescindir de las formalidades, ya que esto podría ser una señal de que están tratando de alquilarlo con unas condiciones de que ni tú en su lugar aceptarías: hay trampa (la mayoría de las veces).
4. Precio ridículamente barato.
Si el alquiler parece demasiado bueno para ser verdad, que sólo podría ser un sueño. Como en el caso anterior, algo hay.
Infórmate del precio por la zona por un piso similar y pregúntale sin problema por qué están cobrando tan poco. Esa piso no será tan bonito si cada mañana a las 3 te despierta un cercanías o a las 5 el camión de la basura te da una serenata.
5. No hay tiempo para revisar el contrato de arrendamiento (o mejor aún, sin contrato).
El propietario debe dar una copia del contrato y sus cláusulas al futuro inquilino para que éste pueda leerlas, preguntar lo que no entienda o pedir que se modifiquen.
Si te encuentras que te dicen que es un "trámite repetitivo" o "lenguaje estándar" y te dicen que no hace falta que lo leas, es una señal de advertencia.
¿Y si directamente no te ofrecen realizar contrato de alquiler o hacerlo de palabra? ¡Ni se te ocurra alquilar con ellos!
Como siempre aconsejamos a nuestros clientes, déjaos ayudar por un profesional que les responda cualquier duda y con el que estéis tranquilos. 

artículo visto en 6 red flags to look for when apartment shopping (forbes)

« Volver